3/6/10

CHUCK ENTREVISTADO PARA PÚBLICO

Tuve que ir a Los Ángeles, donde todo el mundo parece muy guapo, joven y bello. Y sabía que no podía competir con eso. Así que intenté utilizar una crema depilatoria, de esas que usan las mujeres para las piernas, para quitarme todo el pelo de la cabeza. Lo que pasó es que el producto no me quitó todo el pelo, me dejó mechones sueltos, y me quemó el cuero cabelludo. Y cuando intenté afeitarme con cuchilla lo que quedaba, la piel se vino abajo. Así que cuando llegué a Los Ángeles tenía cortes en la cabeza, el cuero cabelludo quemado, todo infectado por la suciedad y pelo e hilos pegados a la cabeza, porque la tenía muy pegajosa. Después de eso me preocupaba muy poco mi aspecto porque sabía que, independiente de lo que llevara puesto, iba a ser terrible. Sabía que iba a ser el más feo de la sala, lo cual en cierta manera me liberó.

leer toda la entrevista aquí.

3 comentarios:

Stultifer dijo...

Te creo. Llegué una tarde a urgencias de un hospital para ver a un amigo que acababa de tener un pequeño accidente y era a mi a quien querían ingresar, me cedían el asiento y me miraban. Horas antes me había afeitado las cejas...

En la feria del libro de Málaga no he encontrado Snuff. ¡Vaya mierda de Feria!

pe-jota dijo...

Al principio me quedé un tanto bizco, luego comprendí que no eras tú, finalmente se confirmo.

Sr. Shysh dijo...

Stulti, a quien se le ocurre. Bueno je je, yo me afeite el unicej cuando tenia doce años y nunca mas se me ocurrirá. Lastima que no encuentres Snuff. Te lo mando si quieres, ya lo acabé.

PeJota, me lo tomo como un halago que piense usted que cuento/puedo contar las cosas como Chuck. Pero no, sólo soy un sencillo fan del mosntruo de Portland

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin