1/4/09

FUGITIVES AND REFUGEES


El libro Fugitives and Refugees es una guía poco-al-uso de la ciudad de Portland, Oregón. Digamos que es una guía de los lugares que Chuck o algunos de sus personajes visitarían o recomendarían visitar.
Éste es un fragmento de la sección titulada “Gettig off. How to Knock off a Piece in Portland” traducible como “Ligando. Cómo pillar cacho en Portland”




EXOTIC WEDNESDAY/ MIÉRCOLES EXÓTICO

El Jefferson Theater, uno de los últimos grandes cines porno de la Costa Oeste, ofrece Exotic Wednesday, los días de echar un quiqui a las 21 horas. La entrada cuesta 8$. No es una entrada para la película, es más un carné de miembro del club durante doce horas, durante las que puedes entrar y salir cuando quieras.
Al ser un club privado, hay carteles por doquier que advierten que pueden acontecer escenas de índole sexual. Y en caso de que el Sr Perfecto no adecuado quiera meterse en tus asuntos, también hay carteles de declaman NO SIGNIFICA NO. Ah, y también dicen que tienes que ser mayor de 18 años.
También puede interesarte el Video Feed Mondays, cuando una pareja se lo monta en un plató situado en el altillo del cine y a través de un circuito cerrado de tv puedes ver sus evoluciones en la pantalla grande de la sala. La audiencia puede dirigir y sugerir al cámara los planos y a los actores las posturas.
Durante el Exotic Wednesday o Nasty Karaoke Night, llámalo como quieras, a las nueve en punto la película se para y una bailarina local hace unos cuantos números bajo la pantalla. O quizás otro día haya un espectáculo de chica+chica+nata o una demostración SM. Después de ésto, sigue la película y muchas más cosas.
Una buena panda de chicas fiesteras y drag queens ocupan el pasillo central llevando vestidos de terciopelo bien ajustados. Una de las chicas, una grande con el pelo rubio fresa recogido en un moño y una margarita falsa detrás de una de sus orejas, salta al escenario, gritando. Otra de las chicas sube también al escenario y las dos hacen sombras sobre el gran pene y la vagina que se proyectan. Hacen sombras de animales y comentan lo que sucede en pantalla. La rubia se acerca a una señora mayor de la primera fila y le dice “Mami, ¿me puedes pasar los zapatos que hay en mi bolsa?”
Se dirige a la audiencia de sesenta o setenta personas: “Sí, es mi mami, Y no, no voy a hacer una escena sexual con ella. Eso sería demasiado Jerry Springer”
Se pone los taconazos de plataforma y dice” ¿Qué os parecen mis zapatos?”
La segunda chica se arrodilla en el escenario, se levanta la falda negra por atrás y la drag queen le golpea el trasero y los labios expuestos con una fusta. La rubia fresa salta hacia la pantalla tratando de tocar el lugar en donde dos grandes erecciones están sodomizando un culo femenino dilatado. Rodeada de esos grandes genitales rosados pregunta: “Chicos, ¿cuántos de vosotros sabe lo que es una cubana?”
Ninguno de los tipos responde.
“A mi me da que no vais mucho de putas, ¿me equivoco?” Se baja los tirantitos del vestido y éste se le cae hasta dejar al descubierto dos grandes tetas que parecen cubiertas de pezón al menos en la mitad de su superficie. Se estruja los pechos con las manos explicando en qué consiste “Una cubana significa correrse entre los pechos de una mujer.” Aún estrujándoselas, dice “Podría dejar que lo hicierais conmigo, si prometéis no chorrearme en los ojos.”
La drag queen sigue golpeando a la otra chica. La película gigante sigue sobre sus cabezas. Otras mujeres vestidas de negro entran y salen del oscuro auditorio. Algunos hombres las siguen hasta el vestíbulo… para hablar. Las parejas se toquetean en la zona “sólo parejas”.
El dueño del cine le pasa a la rubia una linterna larga y cromada y ella pasea el foco de luz por la audiencia, estilo subasta, engatusando a tío tras tío para que se saquen la erección de los pantalones “Ya tengo siete porras” –dice-”¿Alguien me da ocho?” Como una presentadora de concurso pregunta: “Chicos queréis jugar a un juego sexual/intelectual?” Apuntando con la linterna a cada una de las porras de la audiencia, dice: “Me apuesto algo a que le ponéis un nombre diferente a vuestro aparato cada día de la semana. ¿Qué os parece si gritáis el nombre de vuestra polla?”
En la oscuridad, los tipos gritan “Polla… Cipote… Chorra… Tranca…”
A estas alturas casi la mitad de la sala se está masturbando. La excepción es un grupo de hombres sentados hacia el fondo, cerca de la zona “sólo parejas”. El grupo de hombres ríe y charla sobre sus trabajos y la rubia sube por el pasillo diciendo” ¿Qué? Os pensáis que por ser amigos y estar aquí juntitos de cháchara no podéis sacárosla y darle unos meneos?”
Más mujeres suben al escenario, jugando a las sombras chinas con la pantalla. Sacan sus lenguas y mueven las sombras sobre las vaginas afeitadas que se proyectan. Ponen sus brazos alrededor de las erecciones de diez metros.
Cuando la película se está acercando al orgasmo- el final feliz del porno- la audiencia habla con las nuevas mujeres que poco a poco se van incorporando. La rubia fresa se pone de rodillas en un asiento y se dirige hacia el hombre sentado detrás. Con una mano le toca la polla. Hablan. Está oscuro.
Algo más tarde la gran rubia está en el vestíbulo, mirando las portadas de las revistas porno a la venta. Otros hombres y mujeres se encuentran, se conocen, se mezclan. Algunos se trasladan a la zona “sólo parejas”. La rubia se ajusta la margarita de plástico en su pelo y le dice al chico que vende caramelos: “Si puedo conseguir aunque sólo sea treinta pollas duras ahí dentro, estaré contenta.”

El Jefferson Theater está en 1232 SW Twelfth Avenue.
Teléfono: 503-223-1846.


Autor: Chuck Palahniuk. Editado por Crown Journeys
Traducido por shysh.
Publicado en versión 1.0 en SVTEG el 31/01/07

6 comentarios:

angela dijo...

Me encanta el estilo de Palahniuk y has sabido tráernoslo. Muchas gracias, muy buena traducción.

shysh dijo...

Encantado de ofrecerla y de tu comentario. A ver si me contratan en Mondadori hehe.

Steam Monkey dijo...

Muchas gracias por la traducción. El resto creo que tendré que pelearme en inglés.

Thiago dijo...

jaaj has vuelto con tu Palahniuk, eh.. Y ESTE LIBRO QUE PASA QUE AUN NO ESTÁ TRADUCIDO?

bEZOS.

anapedraza dijo...

¡Muchas gracias por compatirlo! A mi algo "malillo" si me ha puesto...

¡Un abrazo!

MIGUEL

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

En la capital de México tenemos algo casi similar, excepto por los drags...
Amo a Palahniuk

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin