25/12/06

JAMES BROWN

Foto Archive Augusta Chronicle

Ha muerto. Decididamente salvaje en su vida y en su arte. Inspiración para muchos, pesadilla para algunos. Dios en escena y Demonio en casa. Descanse en paz, tras una vida agitada.
Le vi una vez en directo y la verdad es que no fue tan emocionante como yo esperaba. Quizás esperaba demasiado.
El show no fue malo, pero él trabajó ese día a medio gas.

1 comentario:

Ritts dijo...

En cambio, yo vi a James Brown a mediados de los 80 en uno de esos recintos al aire libre para chiquicientas personas, aunque éramos bastante menos los que nos dignamos a rendirle pleitesía al rey de soul (aunque en realidad era el rey del funky) y Mr Brown, que por aquel entonces ya estaba talludito, sudó la gota gorda, gritó como un poseso y nos embrujó de tal manera que los cuerpos no podían dejar de bailar, aunque no tuviéramos aliento, aunque el polvo del recinto no nos dejara ver el escenrio. Cuando el ritmo trepidante de pronto se ralentizaba para interpretar algo parecido a una balada y parecía que ibas a poder relajarte, volvía a gritar inesperadamente "onetwothreefour" y el torbellino te abofeteaba y te obligaba de nuevo a girar y saltar y menear las caderas, los brazos, lo que pudieras, y así una y otra vez hasta que se nos saltaban las lágrimas del agotamiento y la emoción de estar siendo torturados sublimente por aquel cabrón en persona. Nunca la expresión "para morirse" tuvo tanto significado como entonces. Mis respetos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin