5/9/10

AAAARGH

Silvia S. Alexandrowitch para El País Semanal:

Terminado el agosto, y visto lo visto, tanto en las pantallas televisivas como en las revista rosas, sobre la insoportable levedad de los festejos veraniegos, viajes y modelitos de famosos, noviazgos de estrellas y estrellados, reuniones privadas a la luz de los focos públicos y, sobre todo, rostros mil veces fotografiados una y otra vez delante de un photo call, o pared para hacerse la foto con la marca impresa del organizador, el patrocinio y cualquiera que aporte algo a la convocatoria –ya sea un hospital, una marca de moda low cost, la sede de un partido, una joyería o una organización no gubernamental, o todos a la vez–, es el momento ideal para averiguar en qué consiste esto que para unos es glamour veraniego y para otros, la parada de los monstruos. En cualquier caso, no tiene nada que ver con las fiestas de Ibiza en los setenta y Nueva York en los ochenta, que ahora están de moda precisamente porque poco se sabe de ellas, pues no había apenas paparazzi, ni famoseo comercial, ni mucho menos canales de televisión interesados en ellas. 

Y añade:

En la década de los ochenta, Studio 54 es la discoteca neoyorquina con más famosos por metro cuadrado del mundo. ( los subrayados son míos).

Pulitzer ya????

2 comentarios:

tecla dijo...

No sé si soy yo u qué, pero no encuentro el glamour por ninguna parte.
Todo es cutrerío barato para que gane dinero el personal.
Te abrazo amigo.
Y además con ganas.

Josep Mestres dijo...

Es que ya se sabe, estar desinformado es lo más cool.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin