31/7/09

UNA CASA EN EL ÁRBOL v.2


He visto en la puerta de un hotel cercano a casa una combinación trenzada de troncos de ficus benjamina, ese árbol tan usado en decoración y en terrazas de bar. La manera como están trenzados los troncos me ha llamado mucho la atención. Sé que los troncos de árbol son duros pero también moldeables, que se adaptan a circunstancias variadas, que el viento los moldea a su antojo y que pueden incluso “absorber” los barrotes de una verja.
Googleando puedes encontrar sorpresas como éstas.
Axel Erlandson (1884-1964, foto) se dedicó a crear esculturas y estructuras con árboles dando, imagino que con mucha paciencia, formas caprichosas a los troncos.
“You would think that as the trees grow, the formation would change. But they don’t. This chair will remain about the same height. The legs, arms and back will get larger in circumference but the shape will remain about the same.”
Podrías pensar que a medida que crecen los árboles, la formación podría cambiar. Pero no lo hace. Esta silla permanecerá aproximadamente a la misma altura. Las patas, brazos y respaldo se ensencharán en circunferencia pero la forma quedará más o menos igual.



Preguntado si creía que alguien podría seguir con su legado una vez él lo dejara respondió que no conocía a nadie que pudiera llevar a cabo esa tarea.
Muchos años después, llevando las prácticas de Erklandson a la arquitectura ecológica, el arquitecto del MIT Mitchell Joachim propone un árbol vivienda basado en una antigua técnica de tejido de ramas vivas para formar pasillos, estancias o pantallas protectoras. Este es uno de sus proyectos.

La idea tiene detractores, claro. Hay quien dice que te pones a construir una casa así y a lo mejor tus nietos puedan vivir en ella. Para mí, que una vez tuve una cabaña hecha con tablones en un enorme almendro, el ejemplo me pone los dientes largos y me trae recuerdos de las horas que pasábamos allí arriba preparando conspiraciones, planeando aventuras, jugando a las cartas, escondiéndonos del mundo y me alegra ver que hay gente que usa su imaginación para crear cosas tan lindas ¿no sería realmente hermoso poder vivir en un sitio así?
via makezine.com +Phillip Torrone
Versión de la entrada aparecida en gryffindors.
Y ésta para Stultifer
ésta y las otras fotos de Erklandson, arborsmith studios

5 comentarios:

Fran dijo...

Pues fíjate que a mí al principio de leer el post no me ha gustado lo que he visto: me ha dado la impresión de que es el hombre usando a la naturaleza para lo que le da la gana, si un fin importante sino solo una motivación un poco superficial. No sé porqué,me he identifocado con el arbol, me ha dado cosaa pensar que me retorcieran para quedar bonito.
No sé, este post me ha creado alguna sensación contrapuesta, creo que me gusta más la naturaleza ... natural. :D rarezas mias...

Nanny Ogg dijo...

Nunca hubiera creído que se pudieran hacer cosas como esas con los troncos de los árboles. Maravilloso.

Besos

weblara dijo...

Me han parecido preciosas las fotos que has puesto.
De pequeña, siempre pensaba que me encantaría vivir en una seta, como los pitufos, que bonita la imaginación infantil, verdad?
Besitos!

AntWaters Daza dijo...

Pues a mí también me ha puesto largos, los dientes; yo, nosotros, los chicos del barrio, no tuvimos casa en el árbol; tuvimos casa bajo un eucalipto enorme, y en lo alto de una montaña, y en un solar cercano a casa... volvíamos llenos de pulgas y rastrojos, con arañazos y chicle pegado a la ropa, pero contentos, con la vida fuera del fin de semana, del verano.

Besos nostálgicos:D

Stultifer dijo...

Aunque parece que no estoy, estoy. Y sigo robando.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin